Responsabilidad Social Universitaria

Aunque proviene de las esferas organizacionales y empresariales, aunque ha sido relacionada desde sus orígenes con la economía, la gestión y el marketing, la Responsabilidad Social, cobra hoy más que nunca, especial importancia. Hoy queda en evidencia, más que antes, lo que hace una organización en relación a su competencia, pero también en relación a los diferentes grupos humanos con los que está en contacto, tanto en lo interno como en lo externo.

Las universidades son organizaciones muy especiales, ya que impactan a toda una sociedad, a un país y su cultura. Los diferentes impactos que genera y la profundidad de los mismos, así como sus alcances, son muy complejos y difíciles de medir, sin embargo, es necesario hoy más que nunca, trabajar científicamente en su diagnóstico, evaluación y mejora.
La Universidad ya no puede quedarse al margen del país y de sus problemáticas, ya no puede ser esa casa cerrada y quirúrgicamente cuidada, sino que debe integrarse a los problemas sociales para darles solución, para trabajar conjuntamente con las personas en el complejo mundo que nos rodea. Es así que, desde el enfoque de la Responsabilidad Social, la Universidad también debe involucrarse, en primera instancia concientizándose de que sí tiene impacto su actividad, un impacto muy grande en sus diferentes públicos internos y externos.

En segunda instancia, debe crear espacios de reflexión, de investigación sobre esos diferentes impactos, para poder diagnosticar áreas, esferas o aspectos de mayor o menor trascendencia en ese trabajo, debe gestionar sus propios impactos. El enfoque de gestión de impactos que es propio de la Responsabilidad Social Universitaria, y plantea que toda organización genera impactos internos y externos, positivos y negativos. El problema para las universidades es aceptar dicha situación, dedicar parte de su tiempo en evaluar y diagnosticar para gestionar ética y transparentemente dichos impactos, con la finalidad de generar cada vez, más impactos positivos que negativos.

Aspectos como transparencia y ética, son fundamentales en la gestión universitaria para poder llegar a ejercer esa Responsabilidad que como organización tiene. La pregunta es… ¿Cuándo empezamos?


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *